League of Legends – Campeón: Janna

Actualizado: 16.08.2019 23:02, Patch 9.16.1

Todas las pieles de Janna

Hechizos por Janna

Janna Apoyo

Orden de habilidad

1. W
2. E
3. Q
4. W
5. W
6. R
7. W
8. E
9. W
10. E
11. R
12. E
13. E
14. Q
15. Q
16. R
17. Q
18. Q

objetos

Botas de movilidadIncensario ardienteRedenciónVestigio de los vigilantesGrial impuro de AtheneCrisol de Mikael

Iniciar objetos

Poción de vidaPoción de vidaDaga de hechicero

Runas

BrujeríaInvocar a AeryBanda de manáCeleridadPiroláserInspiraciónCalzado mágicoPerspicacia cósmicaResistencia magicaResistencia magicaSalud de escala

Hechizos de invocador

DestelloPrender

estadística

  • 52.32%

    Ratio de victorias

  •  
  • 4.94%

    Tasa de juego

  •  
  • 0.10%

    Tasa de prohibición

  •  

Consejos cuando juegas contra Janna:

  • Guarda una habilidad de interrupción para cuando Janna use su definitiva.
  • Mantente alerta por si escuchas el sonido de carga de Temporal; si lo oyes, puede que Janna esté intentando atacarte con él desde fuera de la pantalla o desde la maleza.
  • Janna alcanza su máxima fuerza cuando mejora a otro aliado. Si puedes hostigar a su aliado, debilitarás su capacidad para enfrentarse a ti.

Consejos al jugar Janna:

  • Ojo de la tormenta se puede usar con las torretas aliadas.
  • Lanzar rápidamente un Temporal sin haberlo cargado puede servir para incapacitar en gran medida al otro equipo.
  • Calcula cuidadosamente el momento de utilizar la habilidad definitiva de Janna para apartar a los enemigos de un compañero herido o incluso separarlos entre sí.

La historia de Janna:

Janna, armada con el poder de los vendavales de Runaterra, es un misterioso espíritu elemental que aprovecha el viento para proteger a los más desfavorecidos de Zaun. Hay quien cree que surgió de los ruegos de los marineros de Runaterra, que rezaban por ganarse el favor de los vientos en sus singladuras por aguas traicioneras o en el fragor de la tempestad. Desde entonces, el nombre de Janna ha resonado en las profundidades de Zaun, donde se ha convertido en un faro de esperanza para los necesitados. Nadie sabe dónde ni cuándo aparecerá, pero casi siempre ha respondido a la llamada.