League of Legends – Campeón: Fizz

Actualizado: 16.08.2019 23:02, Patch 9.16.1

Todas las pieles de Fizz

Hechizos por Fizz

Fizz Medio

Orden de habilidad

1. E
2. W
3. Q
4. E
5. E
6. R
7. E
8. W
9. E
10. W
11. R
12. W
13. W
14. Q
15. Q
16. R
17. Q
18. Q

objetos

Protocinturón hextech-01Botas de hechiceroPerdición del licheReloj de arena de ZhonyaSombrero mortal de RabadonBastón del Vacío

Iniciar objetos

Anillo de DoranPoción de vidaPoción de vida

Runas

DominaciónElectrocutarImpacto repentinoColección de globos ocularesCazador vorazPrecisiónTriunfoGolpe de graciaResistencia magicaResistencia magicaSalud de escala

Hechizos de invocador

DestelloPrender

estadística

  • 51.11%

    Ratio de victorias

  •  
  • 2.14%

    Tasa de juego

  •  
  • 0.71%

    Tasa de prohibición

  •  

Consejos cuando juegas contra Fizz:

  • Después de usar su ataque potenciado, los ataques de Fizz se vuelven más letales durante unos segundos. ¡Aléjate de él hasta que su tridente deje de brillar!
  • Fizz puede ser un objetivo muy escurridizo cuando tiene las habilidades disponibles. ¡Engáñalo para que las use antes de tiempo y luego usa ataques de control de adversario o que inflijan mucho daño!

Consejos al jugar Fizz:

  • Dado que Fizz puede moverse entre unidades, debes encontrar oportunidades en la calle para moverte entre los súbditos y aplicar la pasiva de Tridente piedramar, para después usar el ataque activo de la habilidad tras unos segundos.
  • La habilidad definitiva de Fizz, Carnaza para tiburones, puede apuntarse hacia un enemigo o hacia la zona en la que crees que va a estar.
  • Los hechizos de Fizz progresan con su poder de habilidad. Si te enfrentas a equipos que infligen mucho daño en poco tiempo, compra objetos como Reloj de arena de Zhonya o Velo del hada de la muerte; o recurre a objetos como Perdición del liche o Sombrero mortal de Rabadon si crees que podrás sobrevivir con menos vida.

La historia de Fizz:

Fizz es un yordle anfibio que habita entre los arrecifes de alrededor de Aguas Estancadas. Suele recuperar y devolver los diezmos arrojados al mar por capitanes supersticiosos, pero incluso los marineros más agudos saben que no hay que plantarle cara, puesto que hay muchas historias que hablan sobre aquellos que han subestimado a este ser resbaladizo. A menudo lo confunden con algún tipo de espíritu caprichoso del océano. Parece ser capaz de dominar a las bestias de las profundidades y se deleita en confundir a sus aliados y a sus enemigos por igual.